La muerte aquí y allá

                                                                                                                                    pb060283.jpg                                     

Ayer tuve la suerte de que mi marchante aún tenía flores de Cresta de Gallo -así le dicen en mi pueblo a la flor morada de las ofrendas de día de muertos-. Como ya estaban fuera de temporada, me dejó un ramo en diez pesotes.  Así que fuimos dos beneficiados, yo consolada por la nostalgia de no haber hecho esta vez un altar y él satisfecho de terminar un producto difícil de vender a estas alturas.

 Me acordé de mi pueblo – para quienes no saben, San Francisco Ixhuatán – y su tradición de muertos cuyo día más importante es el 1 de noviembre, el de Todos los Santos; este nombre es el que designa la temporada completa (por syncope, Todosantos), aunque la actividad central es la erección de altares.  En mi pueblo esta tradición se toma muy en serio, es muy formal, se compran las cosas con mucha anticipación y el 31 de noviembre la ofrenda ya debe estar finalizada.  Se dice altar y no ofrenda porque se parece a un altar religioso católico; tiene también forma de pirámide: mientras más grande, más bonito. Se construye con cajones, mesas y todo lo que pueda ir formando niveles o pisos rectangulares, abajo el más grande y en la punta el más pequeño.  Todo el altar es cubierto por una sábana o tela blanca y encima de ella se coloca entonces la ofrenda, hasta arriba, en el último escalón o colgado de la pared, el retrato del difunto.  Lo demás lleva frutas, bebidas, tamales, y un pan llamado marquesote también usado para ofrecer a los condoliente en los velorios en cualquier época del año (es elaborado especialmente para el altar; es un pan poroso, rectangular, con el nombre del muerto grabado encima con betún blanco).Se colocan cirios y veladoras, los primeros en los extremos y las veladoras por todos lados; flores, en los extremos derecho e izquierdo; en el piso, más flores y veladoras formando coronas y otras figuras.  Quienes pueden, agregan enormes hojas de plátano o de palma a manera de columnas laterales de los altares.  Los altares se ven vivos, llenos de luz y color. 

La gente que erige un altar es la que tiene difuntos recientes o hasta de 7 años de muerto.  El altar está hecho para que el difunto regrese de visita y coma y beba y se sienta bien recibido; por eso se acostumbra que las personas del pueblo lleguen de visita a la casa que tiene el altar, habitualmente por la tarde, pero es permitido a cualquier hora.  Los visitantes se sientan en sillas dispuestas en la habitación del altar, frente a él o rodeándolo; entablan una plática amistosa, calmada y discreta con el familiar del difunto; generalmente hablan acerca del difunto pero sin el duelo, ni la idealización pos mortem, sólo con cierto cariño.  Los anfitriones dan chocolate o café con pan a sus convidados, quienes por su parte les entregan una “limosna” en efectivo como tequio o colaboración. 

Me gusta esta tradición, me gusta que se les tenga respeto a los muertos, creo que es indicador significativo de una civilización, me gusta que los difuntos se tomen en serio y unan a la comunidad. Pero también me gusta y admiro la tradición azteca del centro del país que toma con humor el suceso de la muerte.  Me gusta que aquí en el “Tristito” se vea a la muerte como un destino igualador, inevitable e integrador de un proceso.  Aquí a la muerte se le invita a bailar y tanto se incluye en las ofrendas a los que “se adelantaron” como a los que aún no se van;  esta manera de tomar con humor nuestra subordinación ante la Calaca permite hacer cierta sátira de nuestra sociedad y reírnos de nosotros mismos, me parece un aspecto muy sano la ocurrencia de las calaveras, el proceso nos purga.

Cuando llegué a vivir aquí, una de las cosas que más me gustó descubrir -y en la que participé- fue la elaboración de calaveritas en verso y ver los altares con papel picado en china de colores – en mi pueblo no se usa – y calaveras de azúcar con los nombres de los vivos, el colorido y el tono lúdico.  En el ’98 también me tocó conocer la majestuosa exposición de ofrendas de Ciudad Universitaria y una vasta y encantadora muestra de altares de diferentes etnias del país en el maravilloso Jardín Borda de Cuernavaca, cuya exposición nocturna permitió una fantástica iluminación de veladoras en todo el jardín.

Soy de la idea de que no todas las tradiciones son benéficas, pero también de la idea que si las entendemos, aplicamos y continuamos, nos forman una identidad bien nutrida que pocas veces podrá quebrantar cualquier otredad.  Al contrario, en el reconocimiento de la solidez del yo, podemos reconocer la solidez y la valía del otro.  Me gusta que mi país tenga tal diversidad cultural, aunque en el fondo sepamos que todos los pueblos de México e Hispanoamérica sean ramitas de una misma raíz.

                                                                                                                                                                                                                                             lucycatrina.jpg

Anuncios

Un comentario sobre “La muerte aquí y allá

  1. En Colima hay feria regional, Feria de Todos Santos. En Michoacán los de más acá se quedan a dormir en el panteón, retacado de flores y sitiado por adolescentes morelianos eufóricamente etílicos.

    Gracias por compartirnos las tradiciones de tu pueblo, se antoja ir.

    Hago mía tu predilección por esta tradición (figura retórica a la vista! se llama RIMA), siento que es parecido a la risa nerviosa que se le sale a uno cuando tiene miedo: frente a la sonrisa de la dientona, descarnada, osásea calavera, lo mejor es sonreírle de vuelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s