También compartiré las canciones, en cuanto sepa como subirlas.

El fin de semana pasado estuve en Oacaxa city, entre otros sitios en uno llamado El tamarindo, una especie de bar de precopeo, según Claudia Magaña. En las puertas había carteles con todo tipo de actividades, el más grande, en naranja y blanco, llamó mi atención porque anunciaba tres toquines de Tlalok Guerrero y yo conocí a un Tlalok en el bachillerato que cantaba y tocaba la guitarra, sólo que no estaba segura de su apellido.  Me acerqué para mirar la foto y maliciosamente comenté a mi acompañante que sí era mi compañero y que ya se veía algo ‘ñor. Sé que lo dije con la saña que puede tener alguien que está enojado porque sus pocos conocidos estimados de la prepa desaparecieron y enojado con la idea de que la gente se case y entre a las estructuras de conducta y modus videndi de la media. Pensé en eso en Tlalok y me dio coraje verlo llenito porque cuando lo conocí era si bien robusto nunca gordito y también me enojó que desapareciera (y también pensar que ya no era el tipo necio, libre, con ganas de prender), pues tengo pocos vínculos con gente de mi edad en el Istmo. Después me arrepentí del comentario y vi las fechas en las que tocaría en Santo Domingo y en el Tamarindo: tocaba dos días antes de mi estancia en Oaxaca y tocaría un día después de que yo saliera, así que no era el momento de escucharle. Hace poco más de un mes, había preguntado a Belem qué se había hecho de él porque fuimos a un lugar en DF que los viernes tiene música en vivo, tlayudas, mezcal y garnachas, pertenece por supuesto a un grupo de istmeños (Xquenda Binni záa Centro cultural). Todo ese ambiente me hizo recordar a Tlalok y preguntar por él. Belem mencionó que era el mismo de siempre y que andaba tocando aquí y allá.  Hoy recibí este mensaje por correo electrónico y lo paso al costo, para quien también lo conozca. Gustos musicales aparte, Tlalok vale como persona y un chingo. Ahora sé que aunque estaba anunciado en Oaxaca para hace unos días, no lo habría podido oír tocar.

From: gubidxa7@hotmail.com
Subject: Dos regalos de Tlalok: Te perdono y La Cruz de Ixtaltepec
Date: Sat, 7 Feb 2009 02:59:19 +0000
Hermanos:
 Hace poco anuncié que Tlalok salió del coma, después de 9 días en esa situación. Los dos primeros días, asentía y negaba con la cabeza. Pero ayer jueves 5 de febrero finalmente pudo hablar. Habla despacito, con una voz medio ronca, parecida  a la de José José, jaja.
    Estuve con él de 5 a 6:30 de la tarde. Le di de comer su primera comida en casi dos semanas. Pollo con arroz. Le volví a enviar saludos de todos. No podía cree que tanta gente hubiera preguntado por su salud. Me dijo: “Dale a todos las gracias de mi parte. No pensé que tanta gente me quisiera. Diles que seré una nueva persona, que estoy agradecido con Dios por la lección que me ha dado”. ¿Saben qué más me contó?: “Gubidxa, haré un disco. Se llamará Saa Guendaxheela y cantaré varias canciones de César López. Ya pensé en las letras, las canté entre sueños…”
    Tlalok pues, dormido, con el cuerpo tendido en una cama de hospital, no deja de pensar en su música; en nuestra música. Me pidió escribirles nuevamente y agradecerles. Dijo que cuando esté mejor les agradeceré personalmente cada una de sus atenciones y rezos. 
Por cierto. Les envío dos canciones de él*. Una se llama “Te perdono” grabada en estudio hace como 8 años y casi desconocida. Apereció en un disco colectivo llamado Amigos del Sagrario, en apoyo a una noble causa. La otra “La Cruz de Ixtaltepec”, grabada en vivo hace poco más de un mes, en Juchitán, en otro evento altruista durante la presentación de la Primera Campaña por la Memoria Histórica. 
    Para quienes hayan escuchado su música y sepan poco de él les cuento: Tiene 28 años (nació un 20 de novoviembre). Se llama Tlalok Guerrero Luis (su nombre se escribe con “k”, no por querer parecer original, sino porque así fue registrado, ya que en el Alfabeto Práctico Nauatl no existen la “c” la “h”, la “z”, etc.). Es de Juchitán. Los primeros instrumentos que aprendió a tocar fueron la flauta de carrizo -tradicional en los pueblos zapotecas- el tambor y el caparazón de tortuga. Toca también la kena, y la guitarra. Las primeras canciones aprendidas fueron en zapoteco, y aunque ha viajado mucho, siempre regresa a su pueblo. En fin. Los dejo con las canciones y las buenas noticias.

Saludos y gracias nuevamente.

Gubidxa 

PD: Si pueden, compartan las buenas noticias.

*Creo que Gubidxa quiso decir aquí canciones cantadas por él. Pues al menos “Te perdono” pertenece a Noel Nicola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s